domingo, 5 de diciembre de 2010

Aunque los ojos



Aunque los ojos y las almas de los amantes estén diluviando como una nube, sin embargo el corazón dentro de la nube del cuerpo brilla como un relámpago.

Rumi

No hay comentarios: