lunes, 19 de diciembre de 2011

¡Oh alma!

Debes, oh alma, buscar consuelo,
pues en la renuncia y la abstinencia está la gloria.
Debes observar la claridad,
pues iluminación y revelación son su hornacina.
Mi parte se ocupa de una parte de mi parte,
y mi todo aspira al Todo de mi todo.

Al-Hallay

No hay comentarios: