lunes, 19 de diciembre de 2011

La unión



La unión es su ausencia, y la separación, su presencia, 
y la pasión y la pérdida, en ambos casos, se hallan en la mirada.

Al-Hallay

¡Oh alma!

Debes, oh alma, buscar consuelo,
pues en la renuncia y la abstinencia está la gloria.
Debes observar la claridad,
pues iluminación y revelación son su hornacina.
Mi parte se ocupa de una parte de mi parte,
y mi todo aspira al Todo de mi todo.

Al-Hallay

No sabía



No sabía, ¡ay si lo hubiera sabido!,
cuál es el camino que conduce a Ti.

Aniquilaste todo mi ser.
Seguí llorando por Ti. 

Al-Hallay

Deseo

Si yo deseara algo,
serías Tú todo lo deseado.

Al Hallay

Mi corazón



Me he armado de paciencia, mas, 
¿podrá a mi corazón  renunciar mi corazón?

Al- Hallay

La verdad










Ésta es la verdad: que el fuego del amor abrasa,
en verdad los fuertes se humillan cuando se enamoran.

Al-Hallay

Heme aquí



Heme aquí, de humanos rodeado, en la cárcel
de la vida. Préndeme, y fuera de esta cárcel, contigo llévame. 

Al-Hallay