lunes, 1 de abril de 2013

Del Netivoth Olam I



El amor a todas las criaturas es también el amor a Dios, pues el que ama al único Dios también ama todo lo que Él ha creado. Si uno ama a Dios resulta imposible no amar a Sus criaturas. La noción opuesta también es verdad. Si uno odia a las criaturas, es imposible que ame al Dios que las ha creado. 

Judah Loew (siglo XVI)

No hay comentarios: