lunes, 29 de junio de 2015

No vayas

No vayas al jardín de flores, amigo.
No vayas allí.
En tu cuerpo está el jardín de flores.
Siéntate en los mil pétalos del loto
y contempla su infinita belleza.

Kabir.

Quince segundos

Entre lo consciente y lo que no tiene conciencia,
la mente ha colocado un columpio:
Todas las criaturas terrestres, todas las estrellas
se balancean entre estos dos árboles
sin detenerse jamás.

Divinidades, animales, seres humanos, insectos por millones,
incluso el sol y la luna giran.
Las edades pasan y el movimiento continúa.

Todo se balancea: el aire, la tierra, el agua, el fuego,
y el elemento secreto con que lentamente se construye un cuerpo.
Kabir vio eso por quince segundos y se convirtió en su servidor por toda la vida.

Kabir.

Sólo

Aunque leían libros todos murieron,
ninguno alcanzó la sabiduría:
Sólo quien lee la palabra del amor se convierte en sabio.

Kabir. 

Fragmento

Dice Kabir: Amigo, dime, ¿qué es Dios?
El aliento dentro del aliento. 

Kabir

Fragmento

Si amas lo divino ahora, en la próxima vida
en tu rostro se verá el deseo satisfecho. 

Kabir